Sequía: crónica de un desastre anunciado

Carta Semanal 979 en catalán

Carta Semanal 979 para descargar en PDF

Sería descubrir la pólvora decir que la sequía no es un fenómeno nuevo en nuestro país. Una tercera parte de la península sufre periódicas sequías. Aunque es muy probable que las mudanzas climáticas, agravadas además por “el Niño” -fenómeno atmosférico causado por el calentamiento gradual del océano Pacífico-, hacen que estas sean más frecuentes y tiendan a ser más fuertes en el futuro.

Pero la cuestión a estudiar es como el ser humano, dominando la naturaleza, busca paliar estos fenómenos. Sigue leyendo

La defensa de los trabajadores inmigrantes, esencia del movimiento obrero

 

Carta Semanal 978 en catalán

Carta Semanal 978 para descargar en PDF

La defensa de los trabajadores inmigrantes, como parte de la clase obrera del país en que viven, forma parte de la esencia del movimiento obrero. La I Internacional se fundó en un mitin en Londres, que tuvo entre sus asuntos más importantes la cuestión de los trabajadores inmigrantes irlandeses.

Recientemente se han aprobado o se tramitan leyes altamente restrictivas contra los trabajadores inmigrantes en Francia, Gran Bretaña y Alemania. Reproducimos en esta Carta un artículo aparecido en el periódico SOPODE, en el que participan los militantes alemanes del IV Internacional, sobre las “Ley de Mejora de la repatriación” y las movilizaciones convocadas en ese país “contra la derecha”. Sigue leyendo

La obtención de la amnistía es una necesidad para la mayoría social

Carta Semanal 977 en catalán

Carta Semanal 977 para descargar en PDF

El proyecto de ley de amnistía fue rechazado el martes 30 en el Congreso de los Diputados por el voto en contra, a última hora de los 7 diputados de Junts. El paso de la ley al Senado se atrasa, el proyecto pasa a la Comisión de Justicia del Congreso, que debe decidir este martes 6 de febrero el plazo –de 15 días a un mes– para volver a presentar el Proyecto. Evidentemente, nada está escrito y también puede concluirse que no hay ley.

En esta hipótesis sería, sin duda, la legislatura la que estará cuestionada al romperse la mayoría de los partidos que votaron la investidura.

Pero al margen de este calendario, hay que analizar cuál es el fondo de la cuestión y qué es lo que está en juego. Sigue leyendo

En el centenario de la muerte de Lenin

Carta Semanal 976 en catalán

Carta Semanal 976 para descargar en PDF

El pasado 21 de enero se cumplían cien años del fallecimiento de Vladímir Ilích Uliánov, Lenin, uno de los más importantes dirigentes y teóricos revolucionarios de la historia. Luchó incansablemente por la construcción del partido bolchevique, una auténtica organización obrera independiente, del que fue el primer responsable. Junto con Trotsky, fue el principal dirigente del proceso revolucionario en Rusia que culminaría en octubre de 1917 con el triunfo materializado en la creación del Estado soviético. Además, fue un gran teórico, que desarrolló con brillantez la obra de Marx y Engels, en campos como el del imperialismo como estadio último del capitalismo, así como la imposibilidad de resolver en el seno del Estado burgués los problemas de la clase trabajadora. Reivindicamos su figura no desde la caricaturesca sacralización del estalinismo, sino mostrando, desde los hechos, la potencia de sus aportaciones.

La situación mundial está presidida por una enorme devastación social, una destrucción sistemática de fuerzas productivas. Crisis y guerras se complementan con otros ataques al valor de la fuerza de trabajo, que revelan los límites infranqueables del capital, su carácter irreformable. Esta caracterización es deudora, entre otros, de Lenin, que también aporta elementos -no recetas- para nuestra actuación hoy, en la construcción del partido obrero revolucionario. Ninguna reverencia formalista a su figura, pero ningún desprecio a sus aportaciones. Sigue leyendo

Movilización de la clase trabajadora argentina ante los ataques a sus conquistas

Carta Semanal 975 en catalán

Carta Semanal 975 para descargar en PDF

La clase obrera argentina se enfrenta a brutales medidas que pretende imponer el gobierno de Milei, tanto contra sus conquistas sociales como contra los derechos democráticos. Y se moviliza activamente contra ellas. En esta Carta semanal reproducimos un artículo de nuestros camaradas latinoamericanos sobre la convocatoria y preparación de la huelga general del 24 de enero en Argentina, así como extractos de una declaración pública de numerosas organizaciones argentinas y firmantes a título individual. Esta declaración completa se encuentra en www.posicuarta.org.

Asimismo, en la web de Información Obrera está disponible el artículo Argentina, ¿quo vadis? Perspectivas ante la declaración de guerra del capital a través de Milei (https://informacionobrera.org/argentina-quo-vadis/). Sigue leyendo

La justa movilización de los campesinos alemanes

Carta Semanal 974 en catalán

Carta Semanal 974 para descargar en PDF

Esta Carta ha sido redactada inspirándose ampliamente en un artículo del periódico alemán SOPODE.

Este lunes 15 de enero se prevé en Berlín, capital de la República Federal Alemana, una manifestación central de campesinos de todos los länder del país. Los campesinos están movilizados desde principios de diciembre ante la decisión del Gobierno federal (gobierno tripartito de socialdemócratas, liberales y verdes, coalición conocida como “semáforo”) de adoptar recortes contra los pequeños campesinos. El Gobierno anunció estas medidas tras la sentencia del Tribunal Constitucional Federal, que declaró inconstitucional el presupuesto del Gobierno de Scholz. El Gobierno federal dejó claro en primer lugar que no se tocará el gasto militar ni los costes de la guerra de Ucrania (recordemos que en un primer momento el Gobierno aprobó un presupuesto especial de 100.000 millones de euros, y que en el presupuesto de 2024 se destinaban 86.000 millones a Defensa, 19.000 más que en 2023). Tampoco se tocarán las subvenciones a las grandes empresas, incluyendo las de las empresas de comercialización de productos alimenticios.

En cambio, el Gobierno federal decidió aplicar medidas de austeridad contra los agricultores: eliminar la exención del impuesto de circulación para los vehículos agrícolas y forestales y reducir los subsidios al diésel agrícola,subsidios que suponen simplemente reducir el impuesto del gasoil. Esto generaría alrededor de mil millones de euros para el presupuesto federal. La eliminación de este subsidio es otro golpe devastador para los agricultores, que durante mucho tiempo han sido expoliados por las grandes empresas agroindustriales y comerciales, hambrientas de ganancias, así como por los inversores financieros que compran tierras a mansalva.

Hay una especulación masiva por parte de las empresas inmobiliarias con las tierras agrícolas. Entre otros inversores privados, hay que mencionar a la Fundación Aldi-Nord o “Deutsche Wohnen”, uno de los mayores propietarios de tierras de Alemania. Pero eso no es todo. Sigue leyendo

El Estado de Israel, principal agente del imperialismo USA en Oriente Medio

Carta Semanal 973 en catalán

Carta Semanal 973 para descargar en PDF

Ante la masacre en Gaza y Cisjordania, algunas voces piden a Estados Unidos que “frenen” a su aliado Israel. Sin poner en duda que la potente movilización que se desarrolla en los EE.UU., y en todo el mundo, pueda obligar al gobierno de los EE.UU. a llamar al orden al gobierno sionista, es preciso señalar que todo lo que hace el ejército de Israel lo hace con el pleno consentimiento de los EE.UU., siendo su principal agente en Oriente Medio. Tal vez no les gusten demasiado algunos métodos, pero, según el dicho “alguien tiene que mancharse las manos para hacer el trabajo”. En estas notas explicamos esa situación. Sigue leyendo

«Una acumulación de miseria proporcionada a la acumulación de capital»: cómo combatir la desigualdad, inherente al capitalismo

Carta Semanal 972 en catalán

Carta Semanal 972 para descargar en PDF

2023 es el año de la desigualdad. Para los países que esperan recuperarse de las devastadoras pérdidas provocadas por la pandemia de COVID-19, la batalla se ha vuelto más difícil debido a las amenazas combinadas del cambio climático; la fragilidad, los conflictos y la violencia, o la inseguridad alimentaria, por nombrar solo algunas, que dificultan la plena recuperación de todas las economías.

Es una afirmación del Banco Mundial, la institución gemela del Fondo Monetario Internacional, fieles representantes ambas de los intereses del capital financiero dominante, es decir, el estadounidense. Seguramente desearían promover la ilusión de que el capitalismo ofrece un halagüeño panorama, lleno de virtudes; pero la realidad, terca, lo impide. Abordamos en esta carta, primera de 2024, un problema que encuadra todo: la desigualdad como grave patología social, por la precariedad vital a la que condena a una parte cada vez mayor de la población. Para combatir la enfermedad aplicamos el criterio médico que considera sucesivamente tres cuestiones: la identificación del síntoma, la formulación del diagnóstico y la propuesta de tratamiento. Sigue leyendo

El movimiento obrero y sus organizaciones ante la masacre de Gaza

Carta Semanal 971 en catalán

Carta Semanal 971 para descargar en PDF

La operación de genocidio que viene realizando el agente del imperialismo USA, el Estado de Israel, ante los ojos de todo el mundo ha despertado una inmensa ola de solidaridad en los cinco continentes, con movilizaciones potentes y sostenidas. Una movilización que ha obligado a maniobrar a los gobiernos, que en un comienzo apoyaron, casi sin excepciones, el supuesto “derecho a defenderse” del Estado sionista, e intentaron prohibir las movilizaciones contra la masacre, así como la exhibición de banderas palestinas. Enfrentados a la movilización, muchos de ellos han ido deslizándose hasta la supuesta “equidistancia”, incluso han hecho tímidos llamamientos a un alto el fuego.

El imperialismo británico –del que tomó el relevo el imperialismo USA- colocó al Estado de Israel –con el apoyo, en un principio, del gobierno estalinista de la URSS-  en el centro del Oriente Medio para disponer de una agencia política y militar que le asegurara su dominación sobre la región, rica en petróleo y por la que pasan algunas de las rutas marítimas estratégicas. Pero la entidad sionista no puede sobrevivir sin expulsar a la población palestina de su tierra, como demuestran los 75 años transcurridos desde la partición de 1948 y la inmediatamente consecutiva expulsión de la población árabe del territorio conquistado por el ejército de Israel (repetida recurrentemente desde entonces, refrendándonse la imposibilidad de la supuesta “solución de los dos Estados”). Una operación de limpieza étnica que se ha enfrentado desde el primer día a la resistencia del pueblo palestino (incluso desde antes de 1948, con la huelga general de 1936-37 a las intifadas de 1987-1993 y 2000-2005).

Para la clase trabajadora de todo el mundo, la cuestión palestina no es una cuestión menor. Muchos trabajadores y militantes son conscientes de que si la resistencia del pueblo palestino es derrotada, sería una derrota de la clase obrera mundial. De ahí que muchos miren a sus organizaciones, y que muchos se vean decepcionados por la falta de respuesta de éstas.

El movimiento obrero americano da un paso al frente

Ha sido un sector del movimiento obrero de los EE.UU. – conectado con un grupo de congresistas que votaron contra los presupuestos militares y exigen un alto el fuego- el que ha dado, tal vez, el mayor paso adelante. Encabezados por el poderoso sindicato de la industria del automóvil, la UAW, que acaba de arrancar a las grandes empresas una importante subida salarial. La UAW presentó un llamamiento a un alto el fuego inmediato en una conferencia de prensa ante la Casa Blanca. “Nos opusimos al fascismo en la Segunda Guerra Mundial, nos opusimos a la guerra de Vietnam, nos opusimos al apartheid en Sudáfrica y movilizamos recursos sindicales en esa lucha”, declaraba uno de sus portavoces, Brandon Mancilla.

La UAW emprende esta batalla junto con una decena de sindicatos regionales y dos organizaciones estatales, el sindicato postal y el de las enfermeras. Su comunicado común hacía “un llamamiento al presidente Joe Biden y al Congreso para que presionen por un alto el fuego inmediato y el fin del asedio de Gaza” y señalaba que “la escalada de guerras y la venta de armas no sirve a los intereses de ningún trabajador” y que “miles de estadounidenses se han unido al movimiento de solidaridad mundial que pide un alto el fuego inmediato. Ahora es el turno del movimiento obrero de hacer oír su voz y exigir un alto el fuego”.

Por su parte, el sindicato de enfermeras NNU publicaba un llamamiento: “Como enfermeras, nuestros pacientes confían en nosotros para ayudarlos y curarlos cuando sufren daños debido a las condiciones de su vida cotidiana. Para honrar esa sagrada confianza, es nuestro deber defender el derecho de todo ser humano a una vida libre de violencia y de los traumas de la guerra”. El sindicato “pide un alto el fuego inmediato, la entrega de ayuda humanitaria, la liberación de todos los rehenes y el fin de esta violencia. Instamos a todas las partes a que protejan la vida humana y la salud y el bienestar de los civiles tanto en Israel como en Palestina”.

Sin embargo, la dirección de la AFL-CIO sigue sin pronunciarse.

Pronunciamientos sindicales en todo el mundo

Haciéndose eco del llamamiento de los sindicatos norteamericanos, “los sindicatos regionales CGT, FO, FSU y Solidaires de Ile-de-France respaldan el texto firmado por muchos sindicatos estadounidenses, incluido el UAW (…) Nuestros sindicatos regionales de Francia consideran, junto con los sindicatos estadounidenses firmantes del texto, que es el turno del movimiento obrero de hacer oír su voz y exigir un alto el fuego. Juntos, luchamos por la paz inmediata, la justicia y un futuro mejor para los trabajadores de todo el mundo.

Por lo tanto, hacemos un llamamiento a nuestras estructuras para que se unan y tomen iniciativas en sus lugares de trabajo y estudien las consignas de nuestros Sindicatos Regionales”.

Militantes de 20 países africanos, la mayoría de ellos sindicalistas, vinculados al Comité Internacional de Enlace e Intercambios (CILE, por sus siglas en francés), hacían público en noviembre un llamamiento: “somos militantes africanos de horizontes diversos, comprometidos en un combate diario por la democracia, los derechos políticos y sociales en nuestros respectivos países, contra la guerra y la explotación, por la soberanía de los pueblos. Nuestros países vivieron la colonización y dominación imperialista, por eso condenamos, solemnes y horrorizados, el actual genocidio en Palestina. ¡Son urgentes el alto el fuego y el acceso a las necesidades fundamentales (cuidados, agua, electricidad, alimentación, vivienda, seguridad)! Por ello, exigimos el cese inmediato de los bombardeos y el levantamiento sin condiciones del bloqueo en la Franja de Gaza”.

Pronunciamientos sindicales en España

La Federación de Sanidad de CCOO aprobaba en su consejo una resolución que comienza así: “¡Alto a los bombardeos de hospitales y centros sanitarios! ¡Alto el fuego inmediato y permanente! Desde la FSSCCOO manifestamos nuestro profundo rechazo a todas las formas de violencia contra el pueblo Palestino y pedimos un alto el fuego inmediato y permanente”

La resolución señala que “los hospitales, los centros sanitarios, las ambulancias, no son, y no pueden ser, en ningún caso, objetivos militares, debe respetarse el derecho del personal de la sanidad a ejercer nuestro trabajo, que es el de atender a las personas enfermas y heridas”. Y concluye: “Desde la FSSCCOO hacemos un llamamiento a todo el personal y a todas las organizaciones de la Sanidad a rechazar con nosotros esta masacre, a movilizar y movilizarse por un alto el fuego inmediato y permanente como establece la Resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas, aprobada el 27 de octubre de 2023, a poner fin al bloqueo y por la liberación de todos los rehenes y prisioneros”

Por su parte, el Consejo Confederal de Comisiones Obreras aprobó el 13 de diciembre una resolución que “denuncia el genocidio que está llevando a cabo el Estado de Israel sobre el pueblo palestino y exige a la comunidad internacional, en especial a la Unión Europea y al Gobierno de España, que actúen de forma urgente con todos los instrumentos a su alcance para detener esta barbarie”., y que concluye: “el Consejo Confederal de CCOO hace un llamamiento a la afiliación, así como al conjunto de trabajadores y trabajadoras de nuestro país, a que participen en las movilizaciones convocadas que exigen un alto el fuego permanente y una paz justa y duradera”.

Es imprescindible convertir las palabras en acción

Como señalábamos al comienzo de esta carta, para la clase trabajadora de todos los países del mundo lo que suceda en Gaza es muy importante. Aunque la amenaza de destrucción de Palestina alcanza las mayores cotas y se está intentando materializar ya, todos los pueblos del mundo están asimismo amenazados por la barbarie imperialista. Como explicaban ya en 1848 Marx y Engels, la lucha de clases: “por su forma, aunque no por su contenido, la campaña del proletariado contra la burguesía empieza siendo nacional”. La lucha del pueblo palestino es la lucha de todos los pueblos del mundo. Por eso, nuestras organizaciones sindicales tienen una importante responsabilidad. Han de dar un paso adelante para ponerse en primera fila de la organización de la movilización, y llevar esa movilización a los centros de trabajo.

Es fundamental organizar una movilización central contra la masacre, por el alto el fuego, para exigir al gobierno que ponga fin a la compra y venta de armas, a las relaciones comerciales y diplomáticas con Israel, y los sindicatos deben ocupar un papel central en la organización de esa movilización.

Una movilización en Madrid se prepara para enero. Son muchos los sindicalistas que quieren que sus organizaciones se conviertan en activas organizadoras de la misma.

¡Alto el fuego!

¡Alto al genocidio!

¡Embargo al envío de armas al Estado de Israel!

¡Por el derecho al retorno del pueblo palestino!

¿A dónde conduce el incremento desaforado del gasto militar?

Carta Semanal 970 en catalán

Carta Semanal 970 para descargar en PDF

El Senado de los EE.UU. aprobó el miércoles pasado La Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA), un plan de gasto en defensa de 886 mil millones de dólares, apoyado por el presidente Joe Biden, que incluye financiación para Ucrania y aumentos salariales anuales para los militares. Esa ley proporciona financiación cada año para las prioridades del Pentágono, como entrenamiento y equipamiento para las tropas.

A pesar del ambiente de duro enfrentamiento entre los dos partidos de la burguesía estadounidense, el Senado aprobó la legislación por votación bipartidista de 87 a 13. Y lo hizo a toda prisa, para autorizar el gasto antes de fin de año. Se trata de lo que se llama “política de Estado” (denominación con la que se camuflan los asuntos que corresponden al interés general de la clase dominante): el Congreso ha impulsado consecutivamente durante los últimos 61 años el imprescindible proyecto de ley de gastos de defensa. “En un momento de enormes problemas para la seguridad global, aprobar el proyecto de ley de autorización de defensa es más importante que nunca”, dijo el miércoles en el pleno del Senado el líder de la mayoría, Chuck Schumer, demócrata por Nueva York. “Aprobar la NDAA nos permite mantener la línea contra Rusia, mantenernos firmes contra el Partido Comunista Chino y garantizar que la defensa de Estados Unidos siga siendo de última generación en todo momento”. Ahora, la ley debe pasar por la Cámara de Representantes, donde algunos republicanos ultraconservadores han amenazado con no aprobarla, porque en la negociación de la norma no se han eliminado algunas disposiciones polémicas que habrían modificado la política de aborto del Pentágono y algunos servicios de salud que afirmaban el género. También están descontentos con una extensión temporal de un programa de vigilancia interna incluido en el proyecto de ley. Pero no cabe duda de que obtendrá suficientes votos republicanos para ser aprobada. Política de Estado. Sigue leyendo