Con el pueblo de Cataluña que quiere poder decidir

Declaración del Comité Central del POSI – IV Internacional

(Si vols llegir-la en català, descarrega’t aquest pdf)

Madrid, 14 de diciembre de 2013

El día 12 de diciembre los partidos CiU, ERC, ICV-EUiA y CUP han acordado convocar para el 9 de noviembre de 2014 al pueblo de Cataluña a una consulta. Con ello pretenden responder al clamor del pueblo de Cataluña que desde hace más de un año exige ejercer su derecho de autodeterminación.

¿Quién se opone a ese derecho?

Independientemente de la opinión que pueda merecer la pregunta o de la consideración que merezcan quienes hablan del derecho a decidir de los catalanes, pero a continuación les imponen presupuestos de recortes dictados por la Troika, los representantes del pueblo de Cataluña tienen derecho a consultar a los ciudadanos. Todo partidario de la democracia tiene que defender ese derecho, que no es solo para Cataluña, sino que afecta a todos los pueblos del Estado español.

Mariano Rajoy, presidente de un gobierno que ataca las pensiones, los servicios públicos, los sindicatos, no ha tardado mucho en contestar que, con la Constitución en la mano, impedirá esa consulta. A su lado, Van Rompuy, presidente del Consejo de la UE que impone la “austeridad”, ha respaldado esa posición. Inmediatamente, Obama ha concedido la entrevista que Rajoy le pedía desde hace dos años. Los representantes del capital cierran filas contra la soberanía y la democracia para dividir a los trabajadores y sostener a las instituciones que imponen el ajuste.

Es inadmisible que se sume a ese coro Rubalcaba diciendo “no ahora y siempre al derecho de autodeterminación”. ¿No es el dirigente de un partido creado y mantenido por los trabajadores para defender la libertad y los derechos? ¿No han sido elegidos los diputados del Partido Socialista al Parlamento de Cataluña prometiendo defender el derecho a decidir? ¿Por qué Rubalcaba ata de nuevo el PSOE al PP?

El POSI, que defiende incondicionalmente el derecho de los pueblos a decidir libremente su destino, considera que tienen razón los dirigentes de UGT y CCOO de Cataluña cuando defienden el derecho a convocar esa consulta y a votar en ella. La UGT exige que el gobierno español facilite esa consulta. Y esa debe ser la exigencia unánime de los partidos y sindicatos que hablan en nombre de los trabajadores del Estado español. Es la única manera de preservar la unidad de la clase obrera del Estado español y de sus organizaciones frente a los que quieren destruir todos nuestros derechos y conquistas. Por nuestra parte, volcaremos todas nuestras fuerzas en la lucha por conseguir esta unidad.

Decidir sin trampas

Dicho esto, queremos señalar que la abrumadora mayoría del pueblo de Cataluña quiere decidir sin trampas y sin tener que escoger entre falsas salidas. La experiencia demuestra, y reiterados posicionamientos confirman, que esto no es posible sin romper el marco de la Constitución monárquica, por más que algunos se empeñen en proponer reformas inviables o pretendan cubrir la Monarquía y el Estado de las Autonomías de un barniz “federal”.

La experiencia y las declaraciones de sus representantes demuestran que la autodeterminación no cabe en las instituciones antidemocráticas de la UE, que lejos de avalar el derecho de los pueblos a decidir libremente su destino son enemigas de la soberanía de todos los pueblos de Europa. Todas estas salidas niegan lo que quiere la mayoría del pueblo catalán: conseguir la soberanía para poder defenderse de las políticas que hunden los países, de las políticas que destruyen conquistas y derechos. Porque la defensa de la soberanía es incompatible con la imposición de los planes de ajuste o, por ejemplo, con la aprobación de unos presupuestos elaborados al dictado de lo que dice Bruselas-Montoro, que provocarán más recortes, más privatizaciones y más expolio del patrimonio público.

El aliado de los trabajadores y del pueblo de Cataluña no es la Unión Europea, ni la “comunidad internacional”, sino los trabajadores y pueblos del Estado español que luchan contra los recortes sociales y salariales, por la derogación de la reforma laboral, por la defensa de las pensiones y de los servicios públicos. Sólo quienes tienen interés en eliminar esta resistencia para que así pueda pasar más fácilmente los planes de ajuste en todas partes, tienen interés también –desde España o desde Cataluña– en atizar el enfrentamiento entre los trabajadores y los pueblos.

Agrupemos fuerzas para que prevalezca la democracia, el interés de la mayoría

El POSI, que es partidario incondicional del derecho a la autodeterminación y de la fraternidad entre los pueblos; que lucha por acabar con la Monarquía, por abrir un periodo constituyente en el que se ejerza el derecho de autodeterminación y por levantar una Unión libre de Repúblicas del Estado español (la República Catalana, la República Vasca), afirma que éste es el único escenario en el que los catalanes podrán decidir libremente su futuro, sin tener que “elegir” entre la Monarquía franquista y otras formas de sometimiento a la tiranía de la Unión Europea.

En este momento crítico, nos dirigimos a los militantes de todas las organizaciones de los trabajadores, a los trabajadores, a la juventud y a todos los partidarios de la democracia: consigamos la unidad para impedir el enfrentamiento en que el gobierno de la Monarquía quiere sumir a los pueblos con la ayuda de todas las derechas. Luchemos juntos, agrupemos fuerzas. ¡Ninguna connivencia con Rajoy! ¡No permitamos que nos dividan, todos unidos en defensa de las pensiones, de los convenios, del derecho de huelga, de los sindicatos, de la sanidad y la enseñanza! ¡Defensa incondicional del derecho del pueblo catalán y sus representantes a decidir su futuro!

Deja un comentario