El Secretariado Unificado y Ucrania ( 1ª parte)

(publicado en la Carta IV nº 28 – 28 de marzo de 2014)

BanderaIVAl expresar el punto de vista del imperialismo estadounidense, Georges Friedman, de la agencia privada Stratfor, explica “Crimea no es lo importante”, pues lo que importa es que “el gobierno norteamericano quiere utilizar su victoria en Ucrania creando un gobierno pro-occidental, mientras Rusia acaba de sufrir una derrota mayúscula” (19 de marzo).

Una semana después, se firma el acuerdo de asociación con la Unión Europea, y el FMI anuncia que dará luz verde a un préstamo (entre 14 y 18 000 millones de dólares en dos años) “una vez hayan aprobado las autoridades un paquete de medidas previas enérgicas y globales, capaces de estabilizar la economía y crear las condiciones de un crecimiento duradero“. Unas medidas que el primer ministro Yatseniuk, que encabeza un gobierno de choque, hizo aprobar inmediatamente en el Parlamento el 27 de marzo. Entre estas medidas de guerra civil: la subida en un 50% del precio del gas para los consumidores particulares a partir del 1 de mayo, la reducción de los programas de subvenciones estatales, la reestructuración de la empresa pública de energía Naftogaz, la congelación de los salarios y pensiones de los funcionarios, una reducción del 10% de la plantilla total en la función pública y el aumento de una serie de impuestos. Semejante “terapia de choque” (instrumento de guerra contra todos los pueblos del continente) exige dislocar el país, como hace  más de 20 años en la antigua Yugoslavia (leer en La Verdad n° 81 el artículo “¿Ucrania: revolución o dislocación ?).

Este gobierno, procedente del movimiento “Euromaidán”, muestra así su verdadera índole. A la luz de estos hechos es como hay que caracterizar la política del Secretariado Unificado y sus grupos en Ucrania, Rusia, Polonia y Francia. Una corriente que se reclama fraudulentamente de la IV Internacional, acerca de la que un militante de la ex URSS escribe, en el último número del periódico en lengua rusa Rabochie Izvestia: “con estos ‘herederos’, no cabe duda de que León Trotsky debe revolverse en su tumba”.

Como anteayer en Libia, como ayer en Siria, estos falsificadores necesitan hacer creer que la IV Internacional y el trotskismo podrían mantener alguna relación con estas operaciones del imperialismo norteamericano que, bajo pretexto de presuntas “revoluciones democráticas”, están dislocando las naciones para tratar de romperle mejor el espinazo a la clase obrera.

En Ucrania: “reconocemos este gobierno como legítimo e instaurado por la revolución”

El último número de la revista internacional del Secretariado Unificado, Inprecor/International Viewpoint  (n° 601-602, febrero de 2014) ha publicado varios documentos del grupo vinculado con el SU en Ucrania. Un mal llamado grupo “Oposición de Izquierda”, que en noviembre de 2013, llamó a manifestarse en el Maidán, con la consigna “ES, Evropa sotsialistichna”, o sea, “UE, Europa socialista”.

Al justificar esa decisión, el principal dirigente de este grupo, Zajar Popovich, escribe: “la cuestión más urgente con la que Ucrania tiene que enfrentarse, ni es la Unión europea, ni los sindicatos, sino el mero hecho de que los oligarcas deben pagar el impuesto.” Por lo tanto estaba justificado participar en él, en nombre de la “lucha contra la corrupción”. El mismo responsable escribe en el semanario del Nuevo Partido Anticapitalista de Francia (L’Anticapitaliste, 20 de febrero) a propósito del Euromaidán: “era una revuelta de masas de ucranianos, de diferentes nacionalidades y grupos étnicos, por la democracia en Ucrania. Naturalmente también estaba la extrema derecha, pero se encontraba difuminada en un movimiento mucho más amplio.”  El lector que se pregunte acerca de las razones que llevan a grupos abiertamente nostálgicos del III Reich a situarse en la vanguardia de un movimiento de masas por la democracia, no va a encontrar respuestas…

Esta apreciación lleva a Zajar Popovich, en un artículo titulado “Y después del Maidán” (fechado el 10 de marzo y publicado por Open Left, página web rusa vinculada al Secretariado Unificado), a caracterizar así al gobierno de Yatseniuk: “reconocemos a este gobierno como legítimo e instaurado por la revolución. Claramente ha sido constituido sobre la base de la ola de movilización desde abajo del Maidán. Ha asumido la responsabilidad de los acontecimientos del Maidán. Llamamos a que todos los países del mundo, Rusia incluida, reconozcan a este gobierno. Dicho esto, es importante subrayar que no apoyamos políticamente a este gobierno. Apoyamos en la práctica algunas de sus iniciativas particulares, como el proyecto de abrir la información, pero nos oponemos a su participación en la destrucción de los monumentos y a su ley sobre la supresión del estatus regional de la lengua rusa. Al utilizar la amenaza de guerra como justificación, el nuevo gobierno cierra los ojos a los extremistas que suprimen los monumentos soviéticos, integra las bandas paramilitares de extrema derecha en la policía y las fuerzas armadas. No apoyamos la histeria chauvinista y anticomunista que tratan de implantar en la sociedad utilizando la amenaza de la guerra.”

Una declaración de la “Oposición de Izquierda”, con fecha del 3 de marzo de 2014, está dedicada a la condena del “separatismo en Crimea [que] sería el renacer del imperio ruso, la amenaza de una guerra mundial“. Esto es de nuevo un pretexto para legitimar al gobierno pro-imperialista de Kiev : “la agresión iniciada por la Federación de Rusia tiene abiertamente un carácter anexionista y está dirigida contra la República revolucionaria (una verdadera revolución, que la emprendía contra los oligarcas, había empezado y quedaba claro que iba a poner en su agenda la cuestión de la transparencia de su riqueza).

¿Una “República revolucionaria” ese gobierno compuesto por un amasijo de neonazis, oligarcas y privatizadores de los años 1990? ¿De quién se está riendo?

Tal caracterización conduce inevitablemente a la “Oposición de Izquierda” a presentar propuestas a ese gobierno. Así, en un documento titulado “¿Austeridad ? ¡ Primero para los oligarcas!” , el grupo ucraniano del SU, al criticar de boquilla las medidas que el gobierno podría pretender tomar a cambio del préstamo del FMI,  estipula que debería ser una política de austeridad “más justa”, orientada hacía “sacrificar los intereses de un puñado de oligarcas“. “Si el gobierno quisiera realmente ahorrar, la emprendería con los oligarcas (…) Si son los últimos verdaderos patriotas, deberían dar su dinero para eliminar el déficit presupuestario del Estado”, ¡sugiere este llamamiento!

Pero lo más vergonzoso es el apoyo declarado, reafirmado en ese documento, al acuerdo de asociación con la Unión Europea, una “reivindicación” que se encuentra en los mismos orígenes del movimiento “Euromaidán”: “Ucrania puede firmar el Acuerdo de Asociación sin  pasar a formar parte de la zona de libre comercio; ya en octubre de 2013 la Oposición de Izquierda había señalado el realismo de esta exigencia.”

Así que habría por un lado el acuerdo de asociación, positivo para la clase obrera y el pueblo de Ucrania, y por el otro la “zona de libre comercio” la cual sí que plantearía algún problema. El programa de guerra civil que Yatseniuk acaba de anunciar muestra el carácter totalmente fraudulento de estos cuentos.

Los partidarios del SU en Ucrania mantienen sin embargo las letales ilusiones sobre lo que el Euromaidán  ha llamado los presuntos “valores europeos“. Para ello no vacilen en pintar de rosa la política de los gobiernos de la UE (en particular, la del gobierno “socialista” de Hollande en Francia, cuando el mismo acaba de ofrecer 35 000 millones de euros a los patronos, saqueando las arcas de la Seguridad Social). Escriben: “¡Apoyamos la opción europea! En Europa los millonarios pagan al menos entre el 40% y el 60% de impuestos sobre su renta personal (y recordemos que en Francia los ingresos superiores a 1 millón de euros habían de ser tasados en un 75%).”

Mientras en toda Europa crece el rechazo a las instituciones reaccionarias de la UE y de su “Parlamento” europeo, los partidarios ucranianos del SU andan promocionando la “opción europea”…

En la próxima carta de la IV Internacional, examinaremos las posiciones de los grupos del SU en Polonia, en Rusia y en Francia.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.