Francia: crisis abierta de las instituciones

(publicado en la Carta Semanal 467)
Los militantes de la IV Internacional en Francia militan en las filas del Partido Obrero Independiente, junto con compañeros de otras corrientes del movimiento obrero.

Carta-467En el comunicado del 31 de marzo, que extractamos, los cuatro secretarios nacionales del Partido Obrero Independiente constata que las elecciones municipales han sido “un seísmo para Hollande y el gobierno, para todas las instituciones y para el sistema basado en la propiedad privada de los medios de sistema de producción.

Pese a los llamamientos a constituir un ‘frente republicano’ en el nombre de la lucha contra el Frente Nacional”, a pesar del apoyo del Frente de Izquierda (PCF) “al candidato del Partido Socialista, la población trabajadora ha […] expresado, sobre todo con una abstención masiva, el rechazo absoluto de la política de austeridad impuesta por la Unión Europea, los grandes bancos, las multinacionales y los capitalistas, [del] pacto de responsabilidad con el que Hollande pretende recortar 50.000 millones de € en el gasto público para garantizar los saldos monetarios de Maastricht y robar 30.000 millones de € a la Seguridad Social eximiendo a los patronos de cotizaciones”

“A derecha y a izquierda, todos se preocupan y exigen respeto a las instituciones” mientras Hollande responde que mantendrá la línea y el l5 de abril presentará a las instituciones de Bruselas su hoja de ruta.

“Así, pese al rechazo masivo, el gobierno mantiene el rumbo apoyándose en las instituciones de la V República, sometidas a las instituciones de la Unión Europea.”

¿Qué más falta para imponer la ruptura con esta política y esas instituciones, si no es la movilización de millones y millones de trabajadores, de la clase obrera y de sus organizaciones?”

“La condición de esta ruptura es que el país se libere de las instituciones bonapartistas de la V República y de la Unión Europea que asfixian la democracia.”

“Esta exigencia de ruptura no cabe en el marco del Parlamento Europeo. Los trabajadores de toda Europa ya han experimentado que el Parlamento Europeo tiene sólo una función: imponer un yugo mediante el que puedan imponerse todas las exigencias del capital financiero y del Banco Central Europeo, que se imponen a todos los gobiernos de Europa que servilmente aceptan, sea cual sea su color político.

La democracia del Parlamento Europeo, es la devastación de Grecia, de Portugal, y ahora, de Ucrania. Y, en Francia, el pacto de responsabilidad y la austeridad.

Una auténtica democracia supone que el pueblo, soberanamente, mediante sus delegados a una Asamblea Constituyente, libre de cualquier compromiso –y en primer lugar, liberándose de los tratados–, pueda definir e instaurar instituciones que garanticen empleo para todos, la defensa de las garantías colectivas, la reconquista de la Seguridad Social de 1945.”

En estas elecciones municipales, el Partido Obrero Independiente ha actuado junto con trabajadores, militantes, jóvenes que tratan de luchar por una salida conforme con las necesidades de la clase obrera y de la democracia.

En los combates diarios, […] los miembros del POI actúan con trabajadores, militantes de todas las tendencias.

A todos ellos, a los alcaldes y concejales que defienden la libre administración de los municipios, a los trabajadores de las ciudades y del campo, el Partido Obrero Independiente les propone: formemos juntos asambleas abiertas, organicemos la discusión sobre la situación para elaborar las medidas a tomar.”

Deja un comentario