La Verdad n.º 101, disponible

(Publicado en la Carta Semanal 725ver en catalán)

La edición en castellano de La Verdad 101 ya está impresa. Y disponible para todo militante, trabajador o joven interesado.

Alcance y significado de la movilización del pueblo argelino

En el momento en que la revista entra en imprenta, la movilización de millones de hombres y de mujeres contra el régimen marca una ruptura, una inflexión que marcarán los acontecimientos que sigan. Se trata del combate por la independencia de clase del movimiento obrero, de la lucha contra el capital y sus contrarreformas, y por tanto de la necesidad de construir partidos en las formas particulares de la situación actual.

El régimen, ante una movilización creciente, ha intentado una maniobra: anunció que el Presidente ya no se presentaba para un quinto mandato y que aplazaba las elecciones hasta la celebración de un conferencia nacional. Un intento de mantener y repintar el régimen.

Es un método que han utilizado a menudo los gobiernos confrontados a un levantamiento.

En la UGTA, el secretario nacional, que apoyó el quinto mandato, se ve cada vez más desautorizado. Está planteada la opción de celebrar un congreso para que los afiliados recuperen el control de su sindicato.

Esta movilización del pueblo argelino es expresión de la situación mundial, es una advertencia. Indica que los trabajadores y los pueblos ya no pueden aguantar el régimen capitalista, que solo  queda el camino del combate por acabar con él.

Desde el inicio de la movilización, el Partido de los Trabajadores y sus militantes están con el pueblo argelino contra el régimen. Se han pronunciado claramente contra cualquier intento de lavar la cara de éste y han señalado que la conferencia nacional propuesta por el régimen solo busca preservarlo. La única salida es una Asamblea Nacional Constituyente soberana que liquide las instituciones antidemocráticas. El PT apoya todas las movilizaciones y llama a constituir comités populares.

Se abre una nueva situación, quedando los esquemas del pasado en entredicho por las formas actuales del desarrollo de la lucha de clases. Los revolucionarios deben hacer suyo sin reservas esas formas para insertarse en los procesos que se están desarrollando.

¿A dónde va China?

¿Se ha convertido China en una potencia imperialista y la burocracia china en una nueva clase social? El artículo es una primera contribución sobre esas cuestiones.

Analiza los sucesivos cambios desde la revolución de 1949: la ruptura con el imperialismo y las contradicciones de la burocracia china; la apertura al capitalismo a partir de 1978. Son importantes los cambios económicos. Utilizando una masa de trabajadores migrantes sometidos al sistema del pasaporte interior, el régimen ha ofrecido a los inversores extranjeros una mano de obra atractiva a bajo coste (286 millones en 2017). La guerra comercial Estados Unidos – China lanzada por Trump ha ralentizado el crecimiento chino abriendo disensiones en la burocracia.

El artículo analiza los conflictos laborales. El Estado chino está atenazado entre la presión del imperialismo y la de la clase obrera china.

Originariamente, era un Estado basado en la expropiación del capital, pero que abrió la puerta a la introducción del capital en China y se inserta cada vez más en el mercado mundial mediante la exportación de capitales, pero siempre bajo el control de la burocracia china que no es una nueva clase social. El cuestionamiento de la propiedad estatal significaría dejar en la calle a cientos de millones de trabajadores, como se está viendo ya ya en el sector privado y en algunas ramas de la economía estatal, con reestructuraciones contra las que se movilizan los trabajadores.

Venezuela, una nación asediada que resiste

El artículo presenta la evolución del país desde la represión de las manifestaciones del 21 de febrero de 1989 contra un plan de ajuste estructural del FMI.

La elección de Chávez en 1999 como Presidente de la República conllevó un cambio fundamental: la elección de una Constituyente, nacionalizaciones, ley de protección de los trabajadores. El imperialismo norteamericano organizó un golpe de Estado en 2002. La movilización de masas barrió a los golpistas en 72 horas.

Desde entonces, los Estados Unidos intervienen constantemente para desestabilizar al gobierno. El artículo expone las principales etapas. La agravación de la crisis económica en los Estados Unidos ha llevado a Trump a endurecer sus presiones y luego a emprender una lucha a muerte por recuperar el control de su feudo. Desarrolla una ofensiva emprendida con el golpe de Estado judicial en el Brasil, que afecta a toda América Latina. Pero la política de Chávez de resistencia no ha modificado la dependencia de las exportaciones petroleras, lo que facilita los ataques económicos basados en bajar el precio del petróleo. El artículo analiza las medidas de bloqueo económico tomadas por los Estados Unidos. El golpe de fuerza de Guaido fue un fiasco. Y termina señalando las posibles perspectivas: todo indica que la intervención norteamericana continuará en una forma militar, directa o indirecta.

Como conclusión se evocan las medidas de emergencia necesarias para hacer frente a la injerencia imperialista: indexación de los salarios en relación con los precios, control del cambio de divisas, lucha contra la corrupción, reforzar la solidaridad internacional.

México: una nueva situación política

El acceso de López Obrador al gobierno y la conquista de la mayoría de la Cámara de Diputados y del Senado por su movimiento Morena han provocado un cambio del estado de ánimo de los trabajadores. Importantes huelgas han conseguido aumentos salariales del 20%.

Obrador ha tomado decisiones que han sacudido el país, en lo tocante a la compañía de petróleo y a la electricidad.

La contrarreforma de la enseñanza está en tela de juicio, pero la modificación de la ley choca con las instituciones y con la oposición de los partidos institucionales.

Aunque reconozca que sería necesaria una Asamblea Constituyente para efectuar algunas reformas, Obrador no pretende levantarla antes de seis años.

En el movimiento obrero comienza a aparecer la necesidad de la unidad de las centrales sindicales independientes, al tiempo que debe continuar la lucha por la derogación de todas las contrarreformas.

Notas sobre Europa

Esas Notas precisan las modificaciones producidas en el último periodo:

  • El bréxit traduce el callejón sin salida social y económica en que se hunde el país, ligado a la marginalización de toda la economía europea.
  • Diez años después de la crisis financiera de 2008, Europa no es capaz de resistir a la dura guerra comercial por el reparto de los mercados; la burguesía inglesa está escindida entre la fracción que quiere orientarse hacia Asia y la que tiene su suerte ligada a las industrias europeas.
  • El origen de la explosión espontánea de los Chalecos Amarillos hay que buscarlo en una nueva combinación de fuerzas políticas, marcada por el rechazo de los aparatos dirigentes de las organizaciones de clase.
  • De ahí derivan nuevas disposiciones: “En vísperas de una irrupción de las masas en toda Europa, no tenemos tiempo para formar y enraizar un partido capaz de desempeñar un papel dirigente. La selección se efectuará en el terreno de la acción.”

Rasgos generales de la situación del Oriente Medio

El artículo examina ante todo la política de Trump en el Oriente Medio, y luego las consecuencias de sus decisiones: una militarización en progresión constante, con los diferentes estados enzarzados en conflictos entre ellos y numerosos intereses estratégicos en juego: petróleo, rutas marítimas.

La caída del precio del petróleo obliga a los estados más poderosos a buscar nuevas salidas.

Trump ha anunciado brutalmente la retirada de las tropas norteamericanas de Siria, creando reacciones en cadena que refuerzan el caos en toda la región.

La resistencia palestina es una pieza fundamental de todo el Oriente Medio; se expresa de forma distinta según los territorios.

La crisis crónica del capitalismo

Este artículo muestra que ya no estamos en el periodo de las crisis periódicas del capitalismo en las que, tras una purga, despidos, liquidación de capital, reestructuraciones, se reanudaba una acumulación de capital que duraba más o menos. Contrariamente a las tesis de economistas con etiqueta de izquierdas o keynesianos, la crisis no se debe a una mala gestión, a una distribución insuficiente de las riquezas. Proviene del funcionamiento mismo del capitalismo.

Aborda este artículo los mecanismos examinados por Marx. Aunque el azar tenga un papel en el encadenamiento de los acontecimientos, se produce como expresión de la necesidad, es decir, como forma original no previsible de esa necesidad. La crisis de 1971, que es una inflexión, o la de 2007, son expresiones de los mecanismos del capitalismo.

Las fuerzas productivas ya no pueden desarrollarse. La acumulación de capital, que prosigue, se efectúa con sacudidas violentas: guerra comercial, militarización, cracs, que solo son resultantes indirectos del combate que libra la burguesía para contrarrestar el descenso de la tasa de beneficio elevando la tasa de explotación del trabajo asalariado.

La crisis crónica del capitalismo expresa la imposibilidad de reformarlo.

Dosier: homenaje a Karl Liebkecht y a Rosa Luxemburg

Hace cien años, el 15 de enero de 1919, esos dirigentes excepcionales de la clase obrera alemana fueron asesinados por orden del gobierno socialdemócrata.

Para rendirles homenaje, se publican dos textos poco conocidos de Trotski, de 1919 y de 1932.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.