Los diputados del SAP y de la Alianza Rojiverde de Dinamarca votan a favor de participar en la intervención imperialista en Iraq

(publicado en la Carta IV nº 35 – 23 de septiembre de 2014)

BanderaIVEl número 82 de La Verdad, revista teórica de la IV Internacional, número especial dedicado al 100 aniversario de la guerra imperialista de 1914-1918, recuerda la caracterización de la segunda internacional aportada por Lenin tras el voto de los créditos de guerra por los dirigentes y parlamentarios del partido socialdemócrata alemán (la participación de los dirigentes de los Partidos socialistas francés y belga en los gobiernos burgueses), “una mera traición del socialismo” que “no puede justificarse de ningún modo”. Lenin añadía: es ésta « la bancarrota ideológica y política » de la II Internacional. « Los oportunistas habían preparado desde mucho antes la quiebra de la II Internacional repudiando la revolución socialista para sustituirla por el reformismo burgués; renegando de la lucha de clases y de la necesidad de convertirla, si se daba el caso, en guerra civil, haciéndose los propagandistas de la colaboración de clases, y predicando el chovinismo cubierto bajo el manto del patriotismo y de la defensa de la patria y desconociendo o negando esta verdad fundamental del socialismo, ya expuesta en el Manifiesto del Partido Comunista, que los obreros no tienen patria ». Y Lenin concluía que “la futura internacional debe apartar definitiva y decididamente el socialismo de esta corriente burguesa.”

Cien años después, cuesta trabajo no recordar esta caracterización de Lenin tras el voto, a principios de septiembre en el parlamento danés por los diputados de la Alianza rojiverde (junto con los demás grupos parlamentarios) a favor del envío de aviones militares daneses en el marco de la intervención imperialista en Iraq y Siria.

Recordemos que la Alianza rojiverde de Dinamarca (igualmente conocida en ese país bajo el nombre de Enhedslisten, “Lista de unidad”) es un reagrupamiento miembro de la “Izquierda anticapitalista europea”, al lado del Nuevo Partido Anticapitalista (NPA) de Francia, del Bloque de Izquierda de Portugal, de ANTARSYA en Grecia, etcétera. Entre las fuerzas que han constituido este reagrupamiento (y forman parte de su dirección, el Partido socialista de los trabajadores, SAP, sección danesa del “Secretariado Unificado”, corriente internacional “pablista” que se reivindica fraudulentamente de la IV internacional y del trotskismo).

Los dirigentes del SAP han votado, primero en la dirección de la Alianza rojiverde, y mas tarde en el marco de su grupo parlamentario (dos diputados de la Alianza son miembros del SAP) a favor de que Dinamarca participe en la nueva intervención imperialista en Iraq, de la mano de Estados Unidos. No sólo lo han votado sino que lo justifican públicamente. Como no le pedimos a nadie que nos crea por decirlo nosotros, publicamos íntegramente en este número de la Carta de la IV internacional el documento escrito por uno de los dirigentes del SAP, Michael Voss, el 9 de septiembre último.

La nueva intervención en Iraq, con el pretexto de luchar contra “el Estado islámico” (grupo terrorista ampliamente creado, financiado y armado por el mismo imperialismo US, a través de sus aliados de las monarquías del Golfo y el gobierno Erdogan en Turquía, en el marco de su injerencia en Siria), sólo podrá conducir a más caos y más destrucción en Iraq y en Siria. Éste es el balance de la intervención imperialista de 1991, seguida de 10 años de embargo homicidio, luego de la intervención de 2003 y de la ocupación extranjera, así como de cuatro años de injerencia y de guerra civil en Siria. Señalemos por fin que en la “coalición” dirigida por Obama, Dinamarca no es cualquier país ya que es quien aporta a la OTAN su secretario general, Rasmussen, particularmente activo en el caso ucraniano estos últimos meses.

Pero nada de todo esto importa: para los dirigentes del SAP, para los presuntos “anticapitalistas” de la Alianza rojiverde… la “solución” a los problemas de los pueblos sólo puede venir de las intervenciones “humanitarias” y “democráticas” del imperialismo.

Puntualicemos sin embargo los límites del símil con la quiebra de la segunda Internacional caracterizada por Lenin en agosto de 1914. Si Lenin llevaba toda la razón al recordar que “los oportunistas habían preparado desde mucho antes de la quiebra de la II Internacional”, es en agosto de 1914 cuando “la cantidad se convierte en calidad” y la II Internacional se pasa definitivamente al campo del orden burgués. La política actual de los representantes de la Internacional “socialista”, los Hollande en Francia, Papandreú en Grecia, etc. está aquí para recordarnos toda la actualidad de esta caracterización.

En cuanto a la corriente política cuyo representante en Dinamarca es el SAP, no es por cierto la primera vez que cruza la “línea roja”. En 1999, la LCR francesa esperaba de los bombardeos de la OTAN sobre Serbia la “liberación de la población albanesa de Kosovo” y reivindicaba que la OTAN armara el grupo mafioso UCK. En julio de 2006, el senador italiano Turigliatto, miembro de Rinfondazione Comunista y de su corriente Sinistra critica, vota a favor de dar la confianza al gobierno Prodi, precisamente sobre la cuestión de mandar tropas italianas a Afganistán en el marco de la OTAN. En 2010, la revista del Secretariado Unificado, Inprecor, se pronuncia varias veces por el apoyo a los bombardeos de la OTAN a la Libia de Gadafi, con el pretexto de apoyar a la “revolución árabe”. La misma revista, de la misma corriente, se pronuncia en cuanto a Siria a favor de la injerencia imperialista en nombre de la lucha contra el régimen Al-Assad (leer al respecto los artículos – con las citas para demostrarlo – publicados en los últimos números de La Verdad). Por lo tanto es a lo largo de más de 15 años donde se sitúa el voto de los diputados del SAP danés. Una continuidad que pretende fraudulentamente asociar al trotskismo y a la IV Internacional al apoyo a las intervenciones imperialistas contra todos los pueblos.

(En esta Carta IV podréis encontrar también el documento publicado en la página de “Viento Sur”: ¿Por qué la izquierda danesa ha apoyado el envío de armas a Iraq? de Michael Voss (9 de septiembre de 2014)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.