Resolución contra la injerencia de los Estados Unidos en Venezuela

Esta resolución del US Labor Against the War (movimiento obrero estadounidense contra la guerra) fue aprobada el 25 de marzo de 2015 por su Dirección Nacional 

Considerando que el 5 de mayo de 2014 el Consejo Sindical de San Francisco (AFL-CIO), adherido a US Labor Against the War (USLAW), adoptó una resolución caracterizando al gobierno de Nicolás Maduro como el “gobierno legítimo de Venezuela, democráticamente elegido” y llamando a que “se respete la soberanía del pueblo venezolano, sin ninguna injerencia del gobierno de los Estados Unidos en los asuntos internos de Venezuela”; y

Considerando que el 18 de diciembre de 2014, el presidente estadounidense Barack Obama firmó una disposición legal que impone sanciones a funcionarios del gobierno venezolano; y considerando que, el 9 de marzo de 2015, el gobierno Obama, sin aducir prueba alguna, emitió una Orden Ejecutiva declarando que “Venezuela representa una amenaza para la seguridad nacional de los Estados Unidos”, y ordenó sanciones contra otros siete funcionarios venezolanos anunciando que podrían seguir nuevas sanciones económicas; y

Considerando que el Departamento de Estado de los Estados Unidos destina al menos 5 millones de dólares cada año para intervenir en los asuntos internos de Venezuela financiando a sectores de la oposición al gobierno venezolano y a su presidente elegido democráticamente, Nicolás Maduro, en nombre de promover “prácticas democráticas”; y

Considerando que Sharon Burrows, secretaria general de la Confederación Sindical Internacional (CSI) –de la que es miembro nuestra central sindical AFL-CIO– declaró el 10 de marzo de 2015 que “no hay pruebas de que Venezuela amenace la seguridad nacional de los Estados Unidos”; y

Considerando que Víctor Báez, responsable regional de la CSI para toda América, declaró que “las sanciones externas no van a resolver los problemas internos de Venezuela, sino que los empeorarán”, y pidió que se “respeten las autoridades venezolanas democráticamente elegidas”; por todo ello,

US Labor Against the War (El movimiento obrero de los Estados Unidos contra la guerra) llama al Presidente Obama y al Congreso de los Estados Unidos a

  • derogar las sanciones impuestas a Venezuela,
  • poner fin a la financiación de fuerzas venezolanas de oposición que buscan desestabilizar al gobierno de Nicolás Maduro,
  • quitar a Venezuela de la lista de países que representan una amenaza para la seguridad de los Estados Unidos, y
  • restablecer las relaciones diplomáticas plenas con el gobierno democráticamente elegido de Venezuela; y

US Labor Against the War (El movimiento obrero de los Estados Unidos contra la guerra) insta a sus miembros, a la AFL-CIO y a todas las demás organizaciones sindicales a que adopten resoluciones con estas cuatro exigencias; y

Resolvemos enviar copias de la presente resolución al Presidente Obama, al Secretario de Estado John Kerry, a los dirigentes de la Cámara de Representantes y del Senado, y al presidente de la AFL-CIO Richard Trumka.

US Labor Against the War (USLAW)
1718 M Street, NW
Washington, DC 20036

http://uslaboragainstwar.org
# 153 Facebook: labor.against.war
Twitter: USLAWLeader

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.