Ante el 14 de abril

Por la República, por las libertades, por las reivindicaciones sociales

Descarga la hoja “Ante el 14 de abril” en PDF

Este 14 de abril, miles de personas saldremos a la calle en decenas de ciudades en lucha por la República. Una lucha que es inseparable del combate de la clase trabajadora, de la juventud, de las mujeres, de los pueblos, por sus derechos, sus conquistas sociales, sus reivindicaciones. Y de la lucha por la democracia y las libertades.

El Régimen de la Monarquía avala y organiza todos los recortes. Impone la precariedad laboral, generalizada tras las reformas laborales. Ha arrasado la Sanidad y la Enseñanza pública con los recortes de presupuesto, la reducción de miles de puestos de trabajo, la privatización de servicios y el apoyo a la Sanidad Privada y los Colegios concertados. Ha atacado gravemente el derecho a la jubilación con una pensión digna, con las sucesivas reformas de pensiones. Al mismo tiempo, más de 30.000 millones de euros, la mayor partida de los Presupuestos del Estado, se destinan a pagar los intereses de una Deuda Pública que no han contraído las personas trabajadoras.

En estos días, los defensores de una república catalana están siendo juzgados por el poder judicial franquista y vemos cómo jueces, fiscales y policías se compinchan para mantener la acusación amañada y buscar una condena ejemplar contra los que han osado desafiar a la Monarquía. Al mismo tiempo, cientos de sindicalistas siguen procesados (o incluso condenados en instancias inferiores), en aplicación del franquista artículo 315.3 del Código Penal. Algunos están en prisión. Como lo están los jóvenes de Alsasua, condenados por la Audiencia Nacional, heredera del TOP franquista. Y miles están siendo multados, aplicando la Ley Mordaza.

El régimen de la Monarquía ha demostrado con creces ser enemigo de los derechos de las mujeres a la dignidad y a la vida, a la libertad sexual y a la igualdad efectiva. Los bajos salarios, las pensiones de miseria, los contratos ultraprecarios se ceban en las mujeres trabajadoras, mientras que la lucha contra la violencia contra las mujeres, el acoso sexual y laboral no encuentren amparo en un aparato judicial más entrenado en recortar derechos que en defenderlos.

Este 14 de abril hay que decir, alto y claro que la supervivencia de la población trabajadora, de la juventud, de los pueblos del Estado Español, la defensa y recuperación de los derechos democráticos elementales y de las conquistas sociales y los derechos de las mujeres exige un urgente cambio político y social, que no es posible bajo el marco de la Monarquía. La experiencia de años de lucha demuestra que no es posible ninguna regeneración democrática, ninguna lucha contra la corrupción, dentro del marco del Régimen de la Monarquía consagrado en la Constitución de 1978.

Por la República

Por la Unión de Repúblicas soberanas del Estado español

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.