V Congreso del NAR (Partido por la Liberación Comunista) de Grecia

Carta Semanal 982 en catalán

Carta Semanal 982 para descargar en PDF

A primeros de marzo se realizó el V Congreso del NAR (Partido por la Liberación Comunista) de Grecia. Una delegación del Secretariado Internacional de la IV Internacional estuvo invitada a este evento. Anteriormente en el X Congreso de la IV (Congreso Abierto) una delegación del NAR participó plenamente en los debates del Congreso. La IV Internacional y el NAR tienen diferencias programáticas en diversos aspectos. Sin embargo tienen acuerdos en cuestiones esenciales, tales como el carácter de la guerra de Ucrania y la lucha contra ella, la actitud  de fraternidad obrera internacionalista con el pueblo y los trabajadores de Turquía y particularmente sobre la importancia central de la lucha del pueblo palestino por su liberación contra el Estado sionista, y los gobiernos imperialistas o “árabes” que lo apoyan. Esto da lugar a que se desarrollen combates en común y que continuemos el debate en pro del reforzamiento de las organizaciones obreras y revolucionarias en cada país y a escala internacional.

Publicamos en esta carta elementos esenciales del Informe al Congreso y la resolución de su Comisión Internacional

Leído en Informations ouvrières n.º 798

Culmina con éxito el V Congreso de la NAR

A modo de recomendaciones…

Extractos del informe introductorio de Michaelis Papamakario, miembro saliente del comité político

Estamos hoy aquí en la apertura del V Congreso, después de haber atravesado una larga serie de fenómenos sin precedentes, tales como la pandemia, la agudización de los problemas sociales, los estallidos bélicos, las sucesivas batallas electorales y los grandes acontecimientos y tareas cinéticas, como nuestra contribución a la gran batalla actual de la educación y el movimiento estudiantil, en la que nuestras fuerzas se han manifestado desde el primer momento y sin vacilación alguna, desempeñando un papel decisivo en su desarrollo.

Celebramos nuestra conferencia en un momento crítico

Creemos que la resolución de la crisis estructural del sistema ha sido anémica e inestable. El hecho de la pandemia ha creado nuevos e importantes problemas en esta gestión anémica de la crisis. A pesar de su desarrollo realizado sobre la base de una reversión histórica de los derechos de la clase obrera mundial desde la aplicación de la reestructuración reaccionaria del período 2010-2015 hasta hoy, el capitalismo moderno es presa de una crisis continua y múltiple, que amenaza a los trabajadores, el medio ambiente, trae la guerra, el totalitarismo reaccionario y el oscurantismo.

Las rivalidades intracapitalistas se intensifican. La guerra ha vuelto al continente europeo con el conflicto bélico entre los dos bloques capitalistas reaccionarios en Ucrania, que, con sus altibajos, dura ya dos años. Se trata de un moderno enfrentamiento bélico entre las fuerzas del capital, en el que lo que está en juego es crucial.

Oriente Medio se convierte en el segundo punto de conflicto, con el Estado criminal y terrorista de Israel arrasando Gaza y llevando a cabo una política de genocidio contra los palestinos, con el apoyo del bloque imperialista de Estados Unidos/Unión Europea, actuando como avanzadilla del imperialismo occidental en Oriente Medio. El Mar de China Meridional es el próximo escenario de un conflicto entre Estados Unidos y China, con consecuencias incalculables. El Estado griego, a través de las decisiones de sus gobiernos y con el consentimiento de todo el bloque burgués, está implicado activamente en los planes de guerra de EEUU/OTAN/UE para servir a los intereses del capital griego y en relación con la competencia desleal de las clases burguesas en el mercado de ambas costas Grecia-Turquía. La cuestión de la prevención de la guerra mediante un nuevo movimiento antibelicista, con una izquierda anticapitalista y comunista moderna en su seno, ya no es un proyecto propagandístico sino una necesidad para la supervivencia de los pueblos. Pero, ¿cómo “leer” la situación actual? De ninguna manera de forma ambigua o superficial. Sinceramente, ¿quién de nosotros esperaba la irrupción masiva del movimiento estudiantil? En efecto, la dominación política de la Nueva Democracia (ND), el consenso profundo de la oposición, la situación del propio movimiento estudiantil y de la izquierda en las escuelas imponían una movilización por el precio de las armas, y las fuerzas dominantes de la izquierda estudiantil implementaron principalmente tal línea al comienzo de la lucha. ¿Qué pasó después de todo eso, sino la confluencia de la rabia contenida y el miedo al futuro de miles de jóvenes con una línea de lucha militante para bloquear el proyecto de ley? Y 2024 no es 2006-2007, ahora, política y cinematográficamente, las cosas están peor. En 2006-2007, la izquierda no había sido corrompida por la experiencia de Syriza, la EAAK (coalición de extrema izquierda, Ndt) no era una cáscara vacía como lo es hoy, y los sindicatos estudiantiles tampoco habían sido tan desestructurados. Y sin embargo, el 8 de febrero, Atenas zozobró y la posibilidad real de una ruptura con la política gubernamental se hizo evidente. Hoy es 8 de febrero.

Semanas de lucha

En el movimiento estudiantil que hemos visto desarrollarse en los últimos 2 meses, han surgido elementos importantes que deben ser discutidos con mayor profundidad. Se ha revelado la posibilidad de desarrollar y de alguna manera ganar o incluso imponer la necesaria acción conjunta de las fuerzas combatientes contra el bloque burgués organizado y reaccionario que intenta por todos los medios aplastar la lucha.

En los años de los memorandos, cuando el pueblo, desangrándose en las calles, llegó a cuestionar elementos centrales de la política nacional, fueron Syriza con la propuesta de su “gobierno de izquierdas” y el KKE con “sería un desastre salir del euro” y su abstención en la votación popular del NO los que hicieron retroceder al movimiento, le privaron de perspectiva, temieron el conflicto y lo llevaron a la derrota. Incluso recientemente, durante la gran lucha por el crimen de Tempi, fue el KKE el que peleó para impedir que la lucha “degenerara” políticamente, para no adoptar la exigencia de “nacionalización sin indemnización de la compañía Hellenic Train, por un uso exclusivamente público del ferrocarril” porque esto hubiera implicado el riesgo de crear una fractura dentro de la política dominante, reduciendo su acción a apoyar una comisión de investigación, de cuyo fracaso hemos sido testigos recientemente. En ambos casos, lo que quedó patente fue el vacío de una fuerza de referencia y de intervención pansocial que jugara un papel unificador en el movimiento de masas, uniendo sus secciones enfrentadas para formar un frente fuerte de lucha contra el gobierno, la UE y la oposición consensual.

No estamos de acuerdo con la lógica del catastrofismo, de la derrota total del movimiento sindical, que no deja lugar a grandes discursos ni a grandes acciones. Por supuesto, entendemos que el golpe asestado al movimiento obrero es muy profundo, pero para nosotros esto significa que su reconstrucción de clase y su reconstrucción política deben ir de la mano.

En respuesta, en el contexto de esta lucha en constante evolución, identificamos lo que creemos que son las cuestiones críticas que han asolado y siguen asolando a la izquierda.

La “gobernanza de izquierdas” y la apoteosis del parlamentarismo como medio hacia la mejora social es la primera de ellas.

Desde este punto de vista, con nuestra presentación en la conferencia, hacemos un llamamiento a la unidad anticapitalista en las batallas sociopolíticas críticas del momento y durante las elecciones europeas, pero también después de ellas, con el objetivo de :

– condenar al gobierno de ND y su política, a favor de las fuerzas que luchan por su derrocamiento, contra las políticas consensuadas de Syriza-Pasok;

– derrotar a las fuerzas que apoyan la política europea, el “europeísmo”, el capital, y fortalecer a las fuerzas que promueven la confrontación decisiva con la política europea, la política de indisciplina – ruptura – desvinculación de la misma;

– dar un paso hacia el fortalecimiento y la reconstrucción de la izquierda combativa anticapitalista y revolucionaria, y construir a un nivel político superior el potencial de la izquierda radical anticapitalista que se ha expresado en las batallas sociales y políticas, pero también en las elecciones municipales y sobre todo regionales;

– vencer el nacionalismo de extrema derecha, el supuesto “euroescepticismo” de la izquierda, el “no” obrero e internacionalista a la UE.

Así que ¡manos a la obra! y demos juntos el primer paso hacia el salto necesario en nuestro tiempo: construir la nueva organización de liberación comunista.

Comunicado

«El Congreso ha sido un proceso colectivo y democrático esencial, con la participación de más de 300 delegados en representación de todas las estructuras organizativas de la NAR, así como de decenas de invitados, militantes que forman parte de la lucha revolucionaria. Una particularidad de este V Congreso ha sido la contribución sustancial realizada por una nueva generación de militantes de nuestra organización que, a través de sus posiciones políticas, su contribución al proceso de toma de decisiones y su participación en las nuevas instancias elegidas, han aportado a los trabajos un soplo de aire y vitalidad.

Decenas de delegados procedentes de todas las regiones del país y del extranjero, de diversos centros de trabajo, frentes y movimientos han pronunciado discursos en el congreso. El congreso ha recibido saludos de partidos griegos y extranjeros y ha tenido acceso a ricas  experiencias y propuestas para su decisión política.

El congreso ha estado de acuerdo en que nuestra organización debe entrar en una nueva fase tras sus treinta y cuatro años de historia. Como subraya la resolución del Congreso:

“El V Congreso se propone dar el paso decisivo hacia la formación de una organización comunista más amplia, en un futuro inmediato. (…) La NAR emerge de su V Congreso con determinación y un nuevo aliento para las grandes tareas y desafíos que deberá afrontar en un futuro inmediato.

Comisión de Asuntos Internacionales de Nar”, 4 de marzo de 2024»

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.