La Monarquía y las víctimas

Publicado en la Carta Semanal 692

La Monarquía intenta apropiarse de las víctimas de los atentados terroristas del 17 de agosto del 2017 en Barcelona y Cambrils, al participar el pasado 17, día del aniversario de los atentados terroristas, en el acto realizado en su memoria en la Plaza de Cataluña.
Posteriormente se realizaron otros actos de homenaje, en Barcelona y en Cambrils.

La Monarquía, apoyada directamente por todos los partidos (incluido Podemos) y con la participación de los dirigentes catalanistas (que organizaron después un mitin en las puertas de la cárcel de Lladoners), hizo gala de presencia intentando movilizar a sus partidarios más directos. Es necesario señalar el gran vacío ciudadano en apoyo a la Monarquía registrado en las calles y en la plaza de Catalunya.

El mismo rey que llamo el 3 de octubre del 2017 a emplear toda la fuerza del Estado contra una buena parte del pueblo catalán que reclama la independencia, tuvo el cinismo de condenar el terrorismo. Rey conocido por sus amistades y negocios con regímenes como el saudí, conocidos por su financiación de los llamados grupos yihadistas y actores de una agresión y brutal contra el pueblo yemenita (como recordaban las pancartas de la manifestación que organizaron las CUP en Las Ramblas).

Mientras se preparan los juicios contra los dirigentes catalanes encarcelados y el gobierno Sánchez intenta que la fiscalía modifique la acusación que pesa sobre ellos, en particular retirando el delito de rebeldía, la exigencia de libertad de los detenidos y la vuelta libre de los exiliados es una verdadera condición para toda solución política democrática. Tiene razón el secretario general de UGT, el compañero Álvarez, cuando reclama su libertad.

Para los que elaboramos esta Carta, partidarios resueltos del derecho de autodeterminación, en una situación en la que más del 80 por ciento del pueblo catalán lo sigue reclamando, no podemos sino reafirmar una evidencia:

El obstáculo principal a la satisfacción de los derechos nacionales y sociales es la Monarquía, institución impuesta por Franco, defensora de los intereses del capital financiero, de las prebendas franquistas y de los dictados del imperialismo mundial.

Más que nunca la causa que unirá a los pueblos, al catalán y a los demás y a los trabajadores de todo el estado es la lucha por la República.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.