De nuevo sobre las elecciones al supuesto Parlamento Europeo

(publicado en la Carta Semanal 464)

Carta-464Las Candidaturas de Unidad popular (CUP) de Catalunya han hecho pública su decisión de no presentar candidaturas a las próximas elecciones europeas. Esta decisión ha sido tomada, tras un debate en más de 50 asambleas abiertas, el pasado 9 de marzo en el Consejo Político de la CUP, máximo órgano de deliberación y decisión política entre Asambleas Nacionales, en el que se sientan representantes de cada una de las Territoriales de la formación.

En su comunicado hecho público a través de su web, la CUP expone sus razones para esta decisión: “La Unión Europea es un espacio antidemocrático que impone la privatización de los servicios públicos, la dictadura de la deuda y la preservación de los intereses del capital y de los estados.  Ante la descrédito cada vez mayor de  la Unión Europea y ante la falta de una agenda política concreta por parte del movimiento popular a llevar a las instituciones europeas, a diferencia de otros movimientos de liberación de otras naciones del estado, la CUP ha decidido en esta ocasión no acudir a estas elecciones para denunciar este sistema opaco y  antidemocrático”.

Aunque no compartimos algunas de las cosas que se dicen en ese comunicado, saludamos lo esencial de la posición de la CUP: su denuncia del carácter antidemocrático de las instituciones de la Unión Europea, de su papel al servicio de los intereses del Gran Capital y su negación de la soberanía de todos los pueblos.

La posición de la CUT contrasta con la de la inmensa mayoría de las fuerzas políticas, tanto las nuevas “plataformas ciudadanas” como las que surgen  del movimiento obrero, que, todas a coro, nos hablan -con más o menos matices “críticos”- de la posible reforma democrática de la UE irreformable y llaman a participar en las elecciones europeas con un programa basado en esa reforma (es decir, en amarrar -aunque sea por la puerta de atrás- a los trabajadores y la juventud al carro de la Unión Europea, instrumento del capital financiero y enemiga de todos los derechos).

La CUP ha declarado que “Más allá de haber decidido no presentar una candidatura electoral a as próximas elecciones europeas, la CUP acabará de perfilar netamente el papel que la formación puede desempeñar en el contexto de la campaña”.

Saludamos la posición de la CUP respecto de la Unión Europea, una posición que entendemos  está más cerca de la nuestra que de la de los partidarios “críticos” de la U.E., a pesar de que nosotros, partidarios del desmantelamiento de la Unión Europea y de la insumisión de todos los gobiernos y de todas las organizaciones de la clase trabajadora frente a sus dictados, trabajamos, junto con otras organizaciones,  por defender esa misma posición presentando una candidatura para hacer campaña por la ruptura con la U.E., por el desmantelamiento de sus instituciones,para abrir vía a una unión libre de pueblos y naciones soberanos de Europa.

Nuestra candidatura la concebimos como un instrumento más para combatir por la ruptura agrupando fuerzas al respecto, sin ninguna ambición electoral, y además teniendo en cuenta que las europeas son las únicas elecciones que se celebran en una única circunscripción a nivel del estado, y permiten la expresión del combate por la ruptura con la U.E., por la unión libre. Hemos abierto el debate con decenas de concejales y cargos electos sobre esta cuestión.

La posición de la Conferencia Europea del 1 y 2 de marzo

140 militantes obreros de 18 países de Europa se han reunido en París el 1 y 2 de marzo, para debatir cómo actuar e común para hacer frente a los ataques comunes. En la declaración final suscrita por la inmensa mayoría de ellos, podemos leer: “Reafirmamos, con las pruebas en las manos, que son los “planes de ajuste estructural”, decididos por los representantes del capital financiero, coordinados en nuestro continente por la UE y aplicados por todos nuestros gobiernos los que llevan nuestras sociedades al caos (…) Por consiguiente, no aceptamos el cuento de una posible “democratización” de las instituciones europeas por un supuesto “Parlamento” y apoyamos con todas nuestras fuerzas el rechazo de la UE y de sus instituciones que va a expresarse el 25 de mayo próximo. La experiencia muestra que la única esperanza para la clase obrera, para defender y reconquistar la democracia, para el porvenir de nuestros pueblos, es el desarrollo de la lucha de clases que obligará a cada uno de nuestros gobiernos a abandonar su política de “reformas” y a romper con la UE y sus tratados”.

Compartimos estas posiciones que llevan a millones de trabajadores, en toda Europa, a rechazar, bajo formas diversas, a la Unión Europea y a las elecciones a su falso “parlamento”, y somos conscientes de que la imposición de la línea de “reforma democrática” de las instituciones de la U.E.  que adoptan la mayoría de las organizaciones del movimiento obrero lleva a una abstención masiva y a la vez permitirá una mayor expresión electoral a  candidaturas enemigas del movimiento obrero y de la democracia.

La candidatura que proponen el POSI e ISI

Iniciativa Socialista de Izquierdas (ISI)y el POSI han hecho pública una propuesta a los compañeros que están por la ruptura del movimiento obrero con la Unión Europea: levantar una candidatura al llamado Parlamento Europeo. No para defender a ese taparrabos “democrático” de la U.E., pues, como especifica el llamamiento de  ISI y el POSI, “no tenemos ilusión alguna en este Parlamento ni en las instituciones de la Unión Europea”.

Esta candidatura busca la unidad de los Trabajadores y sus organizaciones “Para hacer frente a los dictados de la Unión Europea y del FMI. Para romper con estas instituciones del gran capital y abrir camino a una unión libre de pueblos y naciones de Europa liberados de la opresión y la explotación”.

¿Por qué una candidatura cuando hay ya varias? ISI y el POSI responden que “Hemos observado con detenimiento el proceso de elaboración de candidaturas y tenemos que manifestar que en las filas de la izquierda, de los que se reclaman de la democracia y de los trabajadores, hay organizaciones que decididamente apoyan la Unión Europea y sus reformas y otras que plantean cambiar esas instituciones “desde dentro”. No creemos que eso sea posible. Al igual que en nuestro país sucede con la Monarquía y las instituciones que la sustentan, no hay posibilidad de reformar las instituciones “europeas”. Primero porque fueron creadas para favorecer la explotación y, desde la A a la Z, los tratados se ocupan de ello. Y segundo porque esos Tratados son irreformables desde el punto de vista democrático. Todo está hecho para que nadie se salga del redil y para que nadie pueda hacer otra política. Mienten quienes dicen que otra Europa es posible en el marco de estas instituciones, del euro y de sus Tratados. No hay lugar para los pueblos y sus aspiraciones en este entramado dictatorial. Nada pueden sacar de ahí los trabajadores, que cada día sienten cómo son golpeados por las instituciones que dictan a los gobiernos las políticas de recortes y austeridad. Todo se resume en una frase lapidaria: facilitar la competencia. Acabar con lo público”.

Una propuesta que se define abiertamente como “una candidatura por la ruptura con la Unión Europea”. Lo que supone la defensa incondicional de los derechos de los pueblos: “El derecho de autodeterminación debe ser el lema de todas las organizaciones obreras. El POSI e ISI luchamos por ese derecho en el estado español planteando la unidad y derecho a la soberanía de los pueblos. Y planteamos también a nivel de Europa la necesidad de una unión de pueblos de Europa en torno a la defensa de los derechos sociales y de la soberanía de los pueblos. Del mismo modo que defendemos la independencia del movimiento obrero empezando por el derecho a organizarse, a tener sus sindicatos, atacados hoy por la patronal, el Estado y su gobierno”.

Es preciso ayudar a dar expresión organizada al rechazo de la inmensa mayoría a la Unión Europea, a sus recortes y privatizaciones, a la deuda que estrangula a los trabajadores y a los pueblos de Europa. Pedimos apoyo para poder presentar nuestra candidatura con el compromiso de que haremos todos los esfuerzos necesarios para alcanzar la unidad con otras fuerzas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.