Intervención de Pablo García-Cano a nombre del POSI en un Mitin por la República

(publicado en la Carta Semanal 416)

Plaza del Ayuntamiento de Getafe, 12 de abril de 2013

Y en esta situación tan dramática para la mayoría de la población, cuando hay más paro que nunca, un 27%, más de 6 millones sin trabajo, 2 millones sin ningún ingreso, 500 desahucios al día, con la crisis  la descomposición tan tremenda en la que se encuentra la monarquía, para nosotros, la clave de todo es ¿cómo es posible que se sostenga todo este régimen corrupto, cuando según todas las encuestas es el momento en que mayor rechazo provocan tanto las instituciones de la monarquía como el mismo gobierno?

¿Cómo es posible que tengamos al gobierno más odiado de la historia. Y que aún no haya caído. Hemos hecho el 14 de noviembre pasado, la huelga general con las manifestaciones más importantes de los últimos tiempos en todo el país, para echar atrás una reforma laboral que destroza nuestros convenios y que facilita la destrucción de nuestra industria y que ahora tengamos 3.000 despidos al día?

¿Cómo es posible que gobierne quien gobierne, sea del signo que sea el gobierno, ya sea con Zapatero antes y ahora con Rajoy, cómo es posible que se aplique la misma política, cómo es posible que aquí se aplique una detrás de otra las imposiciones de la troika y de la Unión Europea. La troika, ese trío de representantes de la comisión europea, el banco central europeo y el fondo monetario internacional?

¿Cómo es posible que aquí no se haya tocado en 35 años la constitución española producto de la transición y del pacto para continuar la dictadura y sus instituciones en la monarquía, y que en sólo una semana se cambió la constitución para imponernos con rango constitucional y como prioridad el pago de la deuda  con sus intereses? 38.000 millones para pagar los intereses de la deuda es el primer pago que debe hacer el estado este año. ¡Para refinanciar este año 230.000 millones en los mercados!

¿Cómo es posible que se dé esta situación cuando la inmensa mayoría de trabajadores y jóvenes estamos demostrando nuestra voluntad de luchar y defender lo que es nuestro, estamos participando en las movilizaciones por la sanidad pública, contra las privatizaciones y los recortes, en defensa de la enseñanza pública.?

A nuestro modo de ver estamos ante una situación así, porque los dirigentes de las grandes organizaciones, que hablan y dicen defender los intereses de los trabajadores, están, como alguno de ellos mismos reconoce, sosteniendo al régimen y apoyando la aplicación de estas políticas. Ahora mismo, el gobierno acaba de imponer las medidas que le dictaba Bruselas: un nuevo plan de empleo juvenil con los minijobs trabajo ultra precarios y una nueva reforma de pensiones que ataca la jubilación parcial y anticipada y elimina el subsidio para los mayores de 55 años.

Igual que hace 35 años, al contrario que en Portugal donde se produjo la ruptura con la dictadura fascista, el desmantelamiento de sus instituciones, y la elaboración de una verdadera constitución democrática, aquí se realizó el pacto de la transición, y de aquellos polvos estos lodos, por eso ahora estamos así, nosotros pensamos que si los dirigentes de las organizaciones que hablan en nombre de la clase obrera, si rompieran con esta política, si exigieran la dimisión del gobierno, la ruptura con la troika y la UE y plantearan que hay que movilizar para echar al gobierno, para derogar la reforma laboral y los recortes, para decir que no vamos a pagar una deuda que no es nuestra.

Si los dirigentes de las grandes organizaciones, rompieran con estas instituciones herederas del franquismo, y se apoyaran en la mayoría trabajadora y en la juventud, podrían organizar la movilización para exigir un cambio de régimen, para acabar con la monarquía y romper con Bruselas, y para reivindicar y traer la republica, una unión libre de pueblos y naciones, para que de verdad todos los pueblos puedan tener el derecho a decidir, el pueblo catalán el pueblo vasco, pero también en Andalucía, en Madrid, podamos todos juntos decidir nuestro futuro, en una república, en una unión de repúblicas de pueblos libres, porque sólo entre todos los trabajadores juntos y unidos podemos avanzar en ejercer todas las libertades para todos los pueblos,

Estamos convencidos, que si los dirigentes de las organizaciones obreras, para empezar de nuestros sindicatos, que aún no han abierto la boca, rompieran por tanto con esta situación, la inmensa mayoría de trabajadores y jóvenes les respaldaríamos, les apoyaríamos, nos movilizaríamos con esperanza y podríamos acabar con esta situación con estas instituciones corruptas y podridas que nos destrozan a los trabajadores y los pueblos y podríamos abrir paso a echar a la troika, a sus gobiernos y a sus políticas, y abrir el camino a una república, a una verdadera democracia, a recuperar plenamente la soberanía y a un futuro de progreso y libertades para todos los pueblos.

Nada más compañeros, organicémonos y adelante: ¡Viva la república! ¡Fuera la dictadura de la troika!”

Deja un comentario